martes, 17 de junio de 2008

La Bella Durmiente




Os propongo una actividad para practicar las oraciones condicionales, sí, sí, esas que empiezan por "si".
Leed este cuento del escritor catalán Quim Monzó titulado "La bella durmiente" basado en el famoso cuento del mismo nombre. Cuando hayas terminado de leer el cuento, responde en el apartado "comentarios" a las preguntas que se te plantean al final del cuento.

En medio de un claro, el caballero ve el cuerpo de la muchacha, que duerme sobre una litera hecha con ramas de roble y rodeada de flores de todos los colores. Desmonta rápidamente y se arrodilla a su lado. Le coge una mano. Está fría. Tiene el rostro blanco como el de una muerta. Y los labios finos y amoratados. Consciente de su papel en la historia, el caballero la besa con dulzura. De inmediato la muchacha abre los ojos, unos ojos grandes, almendrados y oscuros, y lo mira: con una mirada de sorpresa que enseguida (una vez ha meditado quién es y dónde está y por qué está allí y quién será ese hombre que tiene al lado y que, supone, acaba de besarla) se tiñe de ternura. Los labios van perdiendo el tono morado y, una vez recobrado el rojo de la vida, se abren en una sonrisa. Tiene unos dientes bellísimos. El caballero no lamenta nada tener que casarse con ella, como estipula la tradición. Es más: ya se ve casado, siempre junto a ella, compartiéndolo todo, teniendo un primer hijo, luego una nena y por fin otro niño. Vivirán una vida feliz y envejecerán juntos.
Las mejillas de la muchacha han perdido la blancura de la muerte y ya son rosadas, sensuales, para morderlas. Él se incorpora y le alarga las manos, las dos, para que se coja a ellas y pueda levantarse. Y entonces, mientras (sin dejar de mirarlo a los ojos, enamorado) la muchacha (débil por todo el tiempo que ha pasado acostada) se incorpora gracias a la fuerza de los brazos masculinos, el caballero se da cuenta de que (unos 20 o 30 metros más allá, antes de que el claro dé paso al bosque) hay otra muchacha dormida, tan bella como la que acaba de despertar, igualmente acostada en una litera de ramas de roble y rodeada de flores de todos los colores.
Quim Monzó. "El porqué de las cosas"

Preguntas:
¿Qué pasaría si el caballero descubriera que en el bosque duermen muchas princesas que lo esperan?
¿A cuál de todas besaría?
Si tú fueras el caballero, ¿qué harías?

Ahora vamos a hacer hipótesis creativas a partir de cuentos tradicionales. Contesta a las siguientes preguntas:
¿Qué pasaría si Caperucita se enamorara perdidamente del lobo?
¿Qué pasaría si la madrastra de Blancanieves se arrepintiera de haberle dado la manzana envenenada?
¿Qué pasaría si Cenicienta, después de haberse casado con el principe, decidiera que quiere trabajar fuera de casa?
¿Qué pasaría si Blancanieves se enamorara de uno de los siete enanitos?

12 comentarios:

Laura Vázquez Tavares dijo...

Hola Estela,
yo también he usado ese cuento con mis estudiantes, a veces me ha salido bien y otras no... ya se sabe que el humor español no lo entienden algunos extranjeros... yo lo he usado para los pasados, el cuento está en presente como sabes hago que lo pasen a pasado y terminar la historia.

como tarea final tienen que crear un cuento diferente a partir de personajes populares de cuentos.

Me ha encantado tu enfoque , muy original. :-)
un abrazo

Beat y Jeppe dijo...

Si el caballero descubriera otras princesas que duermen en el bosque, sería una historia sin final, besaría a todas. Nosotros tambien besaríamos a todas.
Beat y Jeppe

Roelie, Yalun y Chloé dijo...

- Si hubiera más muchachas que esperan, iría a mirarlas a todas para elegir a la más guapa.
- Si tuviera que elegir a una muchacha, elegiría a la del pelo negro.
- Si fuera el caballero, besaría a la original, la Bella Durmiente.

Maria y Janetta dijo...

Si el caballero descubriese que había muchas princesas, se quedaría confundido y marcharía a buscar ayuda.

Eligería una muchacha a dedo.

Si nosostras fuesemos el caballero y discubriesemos que había otras princesas, nos quedaríamos muy asustadas e intentaríamos escapar.

Roelie, Yalun y Chloé dijo...

Si Caperucita Roja se enamorara perdidamente del lobo, el lobo se haría vegetariano.

Roelie, Yalun y Chloé dijo...

Si la madrastra de Blancanieves se arrepintiera de haberle dado la manzana envenenada, le daría un melocotón con antidoto.

Roelie, Yalun y Chloé dijo...

Si Cenicienta decidiera trabajar fuera de casa, el principe se haría amo de casa.

Beat y Jeppe dijo...

Si Caperucita se enamorara perdidamente del lobo, sería un problema de la protectora de animales. No sería una relación sana para el lobo.
Si la madastra de Blancanieves se arrepintiera de haberle dado la manzana, muchas personas estarían en paro, por ejemplo el principe, los siete enanitos y toda la gente que organizaría la boda.

Roelie, Yalun y Chloé dijo...

Si Blancanieves se enamorara de unos de los siete enanitos, tendrían un gran boletus como casa.

Maria y Janetta dijo...

Si Caperucita se enamorara del lobo, intentaría conquistarlo, pero sin êxito.

Si la madrastra de Blancanieves se arrepintiera, podría cambiar el hechizo.

Si Cenicienta quisiera trabajar, no podría hacer nada porque no tendría experiencia.

Si Blancanieves se enamorara de uno de los enanitos, se marcharía con el por toda la vida y su madrastra no estaría celosa.

Katia, Carolin y Jeroen dijo...

El caballero podría elegir a la más guapa y simpática.

El caballero sólo besaría a la primera chica que ve en la historia.

Si yo fuera el caballero, besaría a todas las bellezas y secuestraría a la más guapa.

Caperucita Roja se enamoraría del lobo, sólo si estuviera loca y no quisiera vivir más.

Si la madrasta de Blancanieves se arrepintiera de haberle dado la manzana envenenada, haría el camino de Santiago como penitencia.

Cenicienta tendría que convencer al príncipe de que necesita trabajar.

El principe se quejaría a la asociación de femenistas.

Si Blancanieves se enamorara de un enanito, tendría que menguar para besar a su enanito.

Felipe y Gareth dijo...

- Para el caballero sería muy confuso, porque no sabría a qué muchacha besar.

- Sí pudiera besar a todas, besaría a todas, pero sí solo pudiera besar a una, sería a la más joven y guapa.

- Sí fuera el caballero, pediría ayuda.

- Si Caperucita se enamorase del lobo, sus hijos nacerian hombres-lobos!

- Es demasiado tarde, porque Blancanieves ya ha comido la manzaña, lo maximo que podría hacer sería comer el resto de la manzaña envenenada.

- Sí Cenicienta decidiera trabajar fuera, tendría que hablar con su esposo.

- Si Blancanieves se enamorase de un enanito, uno de los siete estaría mejor que los otros.