martes, 1 de abril de 2008

Expresiones con partes del cuerpo

SÍSTOLE DIÁSTOLE
Confieso que estoy algo preocupada. Nunca se me ha roto el corazón, ni se me ha puesto el corazón en un puño, ni se me ha subido el corazón a la garganta, ni me ha saltado el corazón en el pecho. Nunca me ha dado un vuelco el corazón. No he tenido jamás corazonadas ni he abierto mi corazón a nadie; no he afirmado nada con el corazón en la mano ni con la mano en el corazón. No he hecho nunca de tripas corazón, no tengo un corazón de oro ni uno de piedra. Nunca he amado de todo corazón... Lo que sí noto es que mi corazón late, reparte la sangre por el cuerpo y hace mucho ruido. ¿Es suficiente?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

En mis últimas vacaciones llegamos al río con un guía y nos pidió que cruzaramos.Me dio en la nariz aue será peligroso porque vi que la corriente era muy fuerte y se me pusieron los pelos de punta.Lo hize por narices.Por el contrario mis cumpañeros siguieron el guía con pies juntillas.Salté al río y se me subió el corazón a la garganta.El agua estaba muy fría y pensé : a lo hecho pecho.

Ayer Andrew y yo escribimos este texto.Habíamos aprendido algunas expresiones y teníamos que escribir una historia utilizándolas. Erainteresante ver como algunas expresiones son casi idénticas en distintas lenguas...
Y es muy práctico en español,porque se utilizan un montón.

Hoy ha estado muy bien también!Hemos visto a un corto...hemos hablado,aprendido...y divertido!
el nombre del corto es Cursos de Ruso...si alguien lee esto,miralo!!

Douchka

Estela dijo...

Douchka, muchas gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

Mi amiga Lola y yo somos una el ojo derecho de la otra,la considero como los ojos de la cara. Yo, que tengo buen ojo, siempre tengo que abrirle los ojos porque ella duerme con los ojos abiertos. De hecho el otro día fuimos a nuestro bar de costumbre donde está José, un camarero muy guapo que le ha echado el ojo y todas las veces que la ve se la come con los ojos. Pero ella es tan tonta que no le sale de ojo y nunca le echa ojeadas o le pone ojitos y él huye a la cocina con ojos de carnero degollado. Y yo cada vez levanto los ojos al cielo.
Amanda y Veronica (Italia)

Anónimo dijo...

Hoy en clase he conocido a un nuevo alumno, Juanito, que acaba de levantar cabeza después de un incendio en su casa. Juanito estaba en su habitación cuando ocurrió el incendio y decidió jugarse la cabeza para salvar a su gato Silvestre, que era una verdadera cabeza de chorlito y que se había colocado en el infierno de llamas. Juanito se calentó la cabeza para decidir como salvar a Silvestro y estaba a punto de perder la cabeza. De hecho, no le cabía en la cabeza que el gato no saliera del fuego. El primer intento de salvar al gato, una verdadera cabeza dura, fue un fracaso. Así que Juanito se dió cabezazos contra la pared. Al final decidió sentar la cabeza y huir de la habitación y esa mala cabeza de Silvestre decidió atravesar las llamas para huir por la ventana. ¡Maldito felino!
Francesco (Italia), Gloria (Italia), Kristel (Bélgica)