lunes, 27 de julio de 2009

Más que cultura


La semana pasada se me ocurrió la idea de grabar un audio de mis estudiantes, con el propósito de que después ellos se escucharan y pudieran reconocer sus puntos flacos en la pronunciación, ejercicio que me parece fundamental para mejorar la dicción en el estudio de una lengua extranjera. Como no quise plantear la actividad exclusivamente como un ejercicio de prosodia, les propuse simular un programa de radio, con presentadores e invitados y las secciones que ellos decidieran. Yo hice una única propuesta y fue una sección en la que contaran dos biografías de dos personajes hispanos famosos, ya que estábamos trabajando pasados. El resto de secciones fueron aportaciones suyas.
Creo que aprendieron mucho, no sólo en cuanto a sus debilidades fonéticas, si no también en cuanto a la forma de trabajar, pues después de escuchar la grabación yo les pedí que se autoevaluaran y que evaluaran la actividad. A todos les encantó la forma de trabajar en grupo, el trabajo creativo, y más de uno se dio cuenta de que, como casi todo en esta vida, aprender una lengua exige trabajo, constancia y dedicación. Propusieron temas para posibles grabaciones futuras, incluso en la distancia, reflexionaron sobre qué les parecía mejorable y valoraron su propio trabajo, el de sus compañeros y el mío.
Una vez más el grupo fue autónomo y cada estudiante fue responsable de su aprendizaje, mi aportación fue la idea original, una de las secciones del programa, como he dicho más arriba, y por último el trabajo de edición del audio y la elección de la música, que me llevó más tiempo del deseado.
Tengo que darles las gracias a los presentadores Víctor de Australia e Irene de Holanda, y a los colaboradores Miguel de Grecia, Lee y Astrid de Taiwan y Ruud de Holanda por el buen trabajo que hicieron, el entusiasmo que mostraron en todo momento y la confianza que depositaron en mi.
Aquí dejo el audio para que lo disfruten. El programa se llama "Más que cultura", de ahí el título de esta entrada.
Disculpen los oyentes los fallos en la edición, soy novata en estos menesteres.

miércoles, 15 de julio de 2009

Manuela y su pastel sin huevo

Hace unos días, mientras repasábamos los tiempos de pasado, se me ocurrió proponerles a mis estudiantes la dramatización de un conocido ejercicio del libro "Rápido, rápido" de la editorial Difusión. La actividad original consiste en completar una historia con los verbos en el tiempo de pasado que corresponda. Después de este primer paso les pedí que escribieran los tres diálogos correspondientes a los tres encuentros que acontecen en la citada historia. A una de mis estudiantes, Mei, se le ocurrió escribir también el monólogo de la protagonista, la idea me pareció estupenda. Entre los cuatro estudiantes escribieron los tres diálogos y el monólogo. La siguiente propuesta fue la dramatización de la historia y hacer una grabación en vídeo. La sugerencia tuvo una muy buena acogida. Rápidamente se repartieron los papeles. Hicimos un par de lecturas y al día siguiente comenzó la grabación del vídeo que podréis ver a continuación. Aquel día yo fui una mera observadora, ellos se encargaron de decidir cómo lo grababan, qué grababan y qué modificaciones necesitaba el texto que habían escrito. Dibujaron una cocina en la pizarra, como podréis ver, y le echaron imaginación y aprovecharon los objetos que se encuentran en la clase. Mi único trabajo ha sido montarlo después.
El resultado fue increíblemente bueno. Creo que repasaron los tiempos de pasado de una manera creativa y divertida a juzgar por el producto final.
Aprendimos, nos divertimos y nos conocimos mejor, ¿se puede pedir más?
Tengo que agradecerles a los cuatro, Mei, Violeta, Paul y Simón, su interés y su esfuerzo. Gracias, chicos, espero que os guste. ¡Ah! y no os perdáis las tomas falsas, son muy divertidas.

video

Tomas falsas

video